Brote / EM / Pensamientos / Tratamiento

Mayo: pseudobrote

Hace ya bastante que no escribo. Como os dije, estaba en época de exámenes. Sigo todavia con algunos pendientes, pero tengo un hueco para escribir.

Ha sido un mes difícil. A principios de mayo estuve en urgencias por un virus estomacal que fue evolucionando llegando a crearme molestias en toda la parte izquierda del cuerpo. Me dolía enormemente cualquier roce en el hemicuerpo izquierdo excepto en la zona de la cara.

Acudí a urgencias y me pusieron sueros para paliar la deshidratación provocada y me hicieron mil pruebas: análisis de sangre, de orina, rayos X en la espalda…

Cuando la segunda doctora de urgencias me atendió, ya había hablado con el Neurológo y le había preguntado por esa hipersensibilidad que sentía.

Conclusión: en el contexto de un virus y una deshidratación, es «normal» que mi cuerpo manifieste síntomas de un brote, aunque no llegue a ser un verdadero brote. Tuve una Disestesia, que es una hipersensibilidad con hiperalgesia (sensibilidad excesiva al dolor).

Este cuadro sintomático me duró dos semanas más o menos. A eso se le suma que cuando me pongo nerviosa se me forma un telillo en el ojo izquierdo que no me deja ver bien. Un auténtico cuadro, sí.

La semana de exámenes (bueno, fueron ocho días: del 16 al 22 de mayo) fue frenética. Una locura. Cuatro exámenes en una semana. El último día salí de un examen y entré en otro.

Como sabéis, los esfuerzos mentales nos traen de cabeza (nunca mejor dicho) y nos fatigan enormemente, por lo menos a mí.

Con una media de un examen cada dos días, al terminar toda esta vorágine, me duró la fatiga cuatro días: de viernes a martes. Después de esto me toca dormir:

Hace dos días empecé con síntomas de una infección de orina. Ayer fui al médico y me ha mandado una analítica para hoy, día 27 y un antiobiótico de dos días, todo esto después de echarme la bronca por no ir antes a consulta. Perdone doctor si no acudo cada vez que me note el más mínimo dolor, pero tendría que ponerme una tienda de campaña en el centro de salud para ello.

Pues hoy se me ha juntado analítica, cita a las 11:30 para el resultado sobre la infección y a la una del mediodía cita con el Neurólogo para ver mi nuevo tratamiento: Tecfidera. Un día ajetreado de médicos para arriba y para abajo.
Sobre Tecfidera no sé mucho. Por otra parte tampoco quiero saber demasiado. La verdad es que prefiero hacerle mil preguntas a mi Neurólogo en el momento y si me quedo con dudas mirar en internet o buscar opinión de gente que ya esté con el tratamiento.
Como he dicho, ha sido un mes difícil, pero los días que le quedan a este mayo parecen ser prometedores: cumpleaños de mi novio, quedada con mis amigas, visita a mi casa de la playa para ultimar cosas y limpiar.

Hay que disfrutar de lo bueno que tenemos. Las situaciones pasadas, como la época de exámenes, el pseudobrote y demás, ya son pasado, valga la redundancia.

Ahora a disfrutar del verano y a coger fuerzas para afrontar este nuevo tratamiento para la esclerosis.

Gracias a todos por ayudarme estos días en twitter y por leerme por aquí. Sois de gran ayuda.

Muchas gracias 🙂

neuronasinmielina@gmail.com

Comentarios

jose
27 de mayo de 2015 a las 12:17

No te preocupes pondré la página en favoritos jaja



José
27 de mayo de 2015 a las 10:44

Hola

Me recuerdas bastante a mi hace justo un año, pero en menor medida, me pillo en plena época de exámenes de un grado superior (ni por asomo la dificultad de una carrera) pero tenia un agobio increíble, si no aprobaba me quedaba sin prácticas y del extres que tenia había noches que no dormía, pero al final todo salio bien y espero que te ocurra lo mismo.

Sobre el tratamiento, te digo que yo también he empezado este año con Tecfidera (antes tenia rebif) y tengo que reconocer que a mi personalmente el cambio me ha venido genial en todos los sentidos (tengo incluso menos fatiga de lo habitual) y seguro que a ti también te va mejor con este tratamiento



    27 de mayo de 2015 a las 10:49

    Las épocas de exámenes siempre son malas, sean de lo que sean, grado superior o carrera. El maldito estrés siempre está ahí.
    Espero que me vaya tan bien como dices. Me alegro mucho de que estés mejor y te siente bien 🙂
    Te espero de nuevo por aquí en otras entradas. Dentro de no mucho terminaré de escribir cómo fue mi segundo brote. Espero tu experiencia con los brotes y con la enfermedad en general.
    Mucho ánimo y un beso! 😉



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *